Pulse aquí para volver a la home de Danosa

IMPERMEABILIZACIÓN, AISLAMIENTO Y MORTEROS

PARA EDIFICACIÓN Y OBRA CIVIL

 
 
 
 20-02-2017  
  El nuevo sistema de impermeabilización de Danosa permite a los amantes del "Do It Yourself" aislarlos esquinazos de las viviendas y las fachadas de las lluvias y las manchas

Proteger los puntos críticos de la vivienda de las humedades con solo una brocha es posible gracias a Revestidan Proof Repell, la nueva solución de Danosa que evita la aparición de manchas de moho y microorganismos en esas zonas más propensas a sufrir humedades, ya que son las más sombrías y frías, como los esquinazos de las viviendas.

Este sistema es repelente al agua, pero también a los aceites y grasas haciendo un “efecto perla” y protegiendo así de los materiales porosos en fachadas y pavimento. Además, otra de sus principales ventajas es su facilidad de aplicación, lo que le convierte en apto para la tendencia ‘Do It Yourself’, por la que cada vez más particulares se animan a rehabilitar ellos mismos sus viviendas con sus propias manos.

Un litro de este producto alcanza para impermeabilizar 10 metros cuadrados, con un precio de 13,90 euros, por lo que con cinco litros habría para aplicar sobre 50 metros cuadrados con un coste de alrededor de 60 euros, una cantidad que cunde mucho y vale para varias rehabilitaciones de este tipo. Así, librar de las humedades las zonas más críticas no es solo sencillo, sino también asequible.Por tan solo unos 90 euros se puede impermeabilizar un foso con una superficie media de 18 metros cuadrados, ya que es un producto resistente a ciclos de hielo y deshielo y evita humedades por condensación. Además, también protege de la aparición de eflorescencias –esas manchas blancas tan antiestéticas en los muros y paredes-.

En la mayoría de las ocasiones, la parte visible de las viviendas e inmuebles –las fachadas, ventanas, tejado, etc- es la que se lleva todas nuestras atenciones y mantenimiento, ya que es la que está “de cara al público”. Pero no hay que olvidar que en la mayoría de edificios también existen estas estructuras enterradas, que no se ven, pero están ahí y que si no protegen pueden acabar afectando a todo el edificio.