Pulse aquí para volver a la home de Danosa

IMPERMEABILIZACIÓN, AISLAMIENTO Y MORTEROS

PARA EDIFICACIÓN Y OBRA CIVIL

 
 
 
 11-12-2015  
  Una adecuada impermeabilización favorece que los inquilinos disfruten de una sensación de confort en sus viviendas.

Las precipitaciones son una de las causantes de las temidas goteras y humedades en los edificios cuando éstos no cuentan con la correcta impermeabilización. De hecho, sólo es necesario invertir menos del 1% del precio del edificio para lograr una buena impermeabilización. Un coste muy pequeño si se tiene en cuenta que las humedades pueden aumentar hasta en un 50% el riesgo de padecer asma en niños y bebes. Por eso, Danosa, especialista en soluciones integrales para la construcción sostenible, aporta una serie de consejos para evitar sorpresas desagradables.La importancia de la impermeabilización, reside en que evita que el agua se filtre por la estructura del edificio y, por tanto, la mantiene seca.Danosa aconseja realizar la impermeabilización del inmueble durante la construcción del mismo. Si no ha sido posible, es conveniente realizarlo lo antes posible.El primer paso que hay que tomar es detectar qué tipo de humedad tenemos. Si el problema es que el agua penetra por los muros, fachadas o tejados, tienes un problema de humedad o goteras por filtración. En cambio, si las humedades aparecen en las partes bajas de los muros y tabiques de sótano o planta baja, hablamos de humedades por capilaridad. Por último, están las humedades por condensación, típicas de los interiores y que surgen como consecuencia del contacto de vapor de agua con una superficie fría o por una concentración en exceso del mismo en el ambiente.Una vez que has detectado el problema, es el momento de pasar a la acción dependiendo del tipo de humedad que esté sufriendo la vivienda.